Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Feliz 2011! otro año con vosotros!

Imagen
desde aquí, desde el desierto, comeinzo el año escribiendo. Para desearos a los beduinos que os desoeo que el 2011 sea mejor que cualquier de los años posteriores. No sé qué tal estý tecleando, porque la verdad es que llevo unas copitas, pero prometo hacer un balance de las cosas que tengo que plasmar aqui. Así que, beduinos, os deseo un muy feliz año, un año tan lleno de letras como el mío. Feliz 2011!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Maestra, siempre con tus letras.

Imagen
Hoy quiero hacerle un homenje a la que es mi autora (conocida :P) preferida, que es Viginia Woolf. Muchos ya me habéis soportado lo suficiente como para saberlo, pero fue la que impulsó a las mujeres como escritoras, aquella que pensaba en la literatura como una forma de vida también para ellas. Por su lirismo en prosa, aquel que tanto me ha marcado (por si alguien no se ha dado cuenta), por sus innovaciones literarias y por la imponente figura, además de humana que fue, hoy os dejo un ragmento de "Las Olas". Disfrutadlo tanto como yo, beduinos.

" El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada. Poco a poco, a medida que una palidez se extendía por el cielo, una franja sombría separó en el horizonte al cielo del mar, y la inmensa tela gris se rayó con grandes líneas que se movían debajo de su superficie, siguiéndose una a otra persigui…

An earl grey on my table...

Imagen
No era más que un moco cuando le dije a mi madre "Mamá, quiero aprender inglés". Seguramente lo dije con tono repelente. No me cabe duda. Acto seguido le dije que "how are you?" significaba "algo así como presentarse". Ella discutía, para variar.Pasó el tiempo y mi tío Migue se llevó el gato al agua, cuando la niña, ya entrada en los siete u ocho años, declaré que quería estudiar filología inglesa. De acuerdo, yo ya lo tenía muy pensado. Mi pasión era escribir, desde que tuve cuatro años y me dio por soltar aquella pedantería en el cole. Había quien quería ser policía, profesor, médico y demás profesiones relativamente normales, pero la profesora quedó tan impresionada con mi respuesta, que hizo quedarse a mi madre después de la hora de salida. Dijo que lo tenía tan claro, que estaba tan convencida y lo decía con tanta ilusión, que a una niña así no se le debían cortar las alas.
Lo de la filología ni recuerdo cuándo surgió, ni quién me dijo que ahí se estu…